miércoles, noviembre 23, 2011

Y tú, ¿qué haces?

 
 

Enviado por mmortera a través de Google Reader:

 
 

vía El Blog Alternativo de jReilly el 22/11/11

Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo

Pues eso mismo, ¿qué haces tú para mejorar o resolver los problemas de esta sociedad?.

Hace tiempo leí una verdad como un puño que me impactó por su sencillez: sólo hay tres tipos de personas, las que se comprometen, las que observan y las que huyen. ¿Qué tipo de persona eres tú ante tus propios problemas y los ajenos?.

Pero, ¿qué es la vida sino el ir resolviendo los problemas que ésta te presenta continuamente?. La diferencia se encuentra en la actitud que adoptamos ante ellos. Con esta actitud podemos o bien sumar y ser felices o bien restar y vivir amargados, es así de sencillo.

Tendemos a pensar que como individuos un solo voto particular es insignificante, que cualquier cosa que digamos o hagamos no va a tener el menor impacto en el quehacer colectivo como sociedad.

Al mismo tiempo, es demasiado común oír a le gente quejarse continuamente por esto y por aquello, hasta el punto que me pregunto qué ocurriría si dedicaran la mitad de ese tiempo en resolver precisamente los problemas objeto de esa queja.

Todo esto nos hace pensar que como individuos realmente estamos absolutamente desenfocados y perdidos en este maremagnum colectivo en donde todo el mundo intenta alzar su voz en un griterío estridente: todos gritan, pero apenas alguien dice algo con sentido común.

Sin embargo, siempre llevamos encima la llave, una llave mágica de cuento infantil, que nos puede permitir cambiar las cosas, ciertas cosas, en un mundo mucho más cercano al de las dramáticas cifras macroeconómicas con las que parece que el mundo se va a acabar el día menos pensado. Si usáramos bien esta llave, nos daríamos cuenta de que para cambiar aquéllo, debemos empezar a cambiar lo que más cerca tenemos, abriendo así una caja, un cofre más bien, lleno de muchísimas sorpresas.

La llave es nuestra, cada uno tiene la suya, de nosotros depende usarla o dejar pasar la vida y malgastarla.

Con esta llave, podemos:

  • Mantener una actitud positiva ante los problemas: éstos nos enseñan más que lo que realmente nos perjudican, pero tenemos que aprender a extraer esas lecciones, nadie lo puede hacer por ti.
  • Mejorar el entorno laboral en el que te mueves: nada mejor que la satisfacción de un trabajo bien hecho, el ayudar a un compañero en apuros y el aportar ilusión a todo lo que haces. Esto también es una cuestión de hábito y de actitud y, cómo no, también depende de nosotros.
  • Dedicar más y mejor tiempo a tus hijos: olvida los caros juguetes con los que sin darte cuenta quieres compensar, quién sabe, algunas ausencias demasiado largas. Tus hijos sólo necesitan que tú seas feliz, porque de esa manera tú vas a estar a gusto en su presencia y vas a irradiar esa felicidad. Busca y exprime esos momentos que ofrece el día a día para disfrutar de tu responsabilidad como padre o madre. También eso depende exclusivamente de ti, pero date prisa, porque si tienes hijos pequeños, éstos crecen rápido y el tiempo pasa corriendo.
  • Cuida de tu pareja: el amor no sólo nos llega sin saber de dónde sino que hay que mantenerlo vivo, cada día. Olvida esas discusiones absurdas en las que nos solemos enzarzar y esfuérzate en descubrir el contexto, las tensiones diarias, el cansancio, etc. que están siempre detrás. Una discusión no es una competición. Ten paciencia y encuentra las palabras adecuadas.
  • Tú eres el primer educador de tus hijos y, como tal, tienes una responsabilidad enorme para que éstos modelen en su día otra sociedad más justa. Piénsalo, pero es así. Esta tarea no la podemos delegar, nos corresponde como padres y madres.
  • Mantén tu mente alejada de la nostalgia o los errores del pasado y de las incertidumbres del futuro. Vivimos continuamente enajenados por un pasado que pudo ser o un futuro incierto. Cuanto más consciente se es del aquí y el ahora, más cerca tenemos el sosiego de la felicidad diaria. Esto tampoco nadie te lo puede dar, sólo tú.
  • Renuévate y detecta condicionamientos automáticos en tu manera de pensar. No podemos ser y pensar siempre de la misma manera, al igual que nuestros cuerpos, los esquemas de pensamiento deben evolucionar. En demasiadas ocasiones vivimos anclados a un pasado ya obsoleto o en aquellas respuestas fáciles que el sistema nos da.
  • Ve a por aquello que te apasiona y te gusta, sin sentir vergüenza, sea lo que sea. Descrubrirás el efecto contagioso que esta actitud tiene entre los que te rodean. He aquí una joya que nunca deberíamos olvidar: somos buenos sólo en aquello que nos gusta y apasiona.
  • No dejes que nadie intente alejarte de tus sueños; los que lo hacen, son incapaces de alcanzar los suyos.

Así podríamos seguir con una lista interminable de cosas que podríamos hacer por este mundo, esta sociedad, esta ciudad o pueblo en donde vives: en definitiva, por ti mismo. Esta es la mejor aportación que podemos hacerle a nuestra sociedad.

El mundo no es así porque sí, es una proyección de las vidas de millones de personas, con sus anhelos e ilusiones, sus ansias de paz y de amor, pero también de sus miserias y avaricia. Por tanto, va a ser imposible cambiar aquello que no funciona bien en esta sociedad si antes no cambiamos nosotros mismos, de ahí la sencilla pero profunda cita de Ghandi:  "Sé el cambio que quieres ver en el mundo"

Piénsalo: ¿en qué grupo estás?, ¿entre los que se comprometen, los que observan o los que, como la mayoría, huyen?.

ARTÍCULOS RELACIONADOS


 
 

Cosas que puedes hacer desde aquí:

 
 

jueves, noviembre 17, 2011

Un discernimiento para Hoy


Cuando el sufrimiento aparezca, entienda que no hay nadie para

aceptarlo. Si cree que el sufrimiento es suyo, que la felicidad es suya,

no será capaz de tener paz.


Ajahn Chah


domingo, noviembre 13, 2011

jueves, noviembre 10, 2011

Quitapesares 7: revista online sobre el arte de vivir





“¿Qué le sorprende más de la humanidad?. Los hombres. Porque pierden la salud para ganar dinero y después pierden el dinero para recuperar la salud. Y por pensar ansiosamente en el futuro, no disfrutan el presente, por lo que no viven ni el presente ni el futuro. Y viven como si no tuviesen que morir nunca, y mueren como si nunca hubieran vivido”

Dalai Lama


Con más de 60 años, Isidoro García no quiere dedicar su tiempo y energía a jugar a la petanca (que también es positivo pero no llena a todas las personas) y edita una revista online sobre el arte de vivir feliz y el bienestar personal con un estilo propio, contenidos que invitan a la reflexión y llena de referencias a autores interesantes.


Quitapesares se puede encontrar impresa en centros de Madrid y provincia o en PDF y esta es la presentación sobre los temas del nº 7:





El nº 7 de la revista gratuita “QUITAPESARES”, correspondiente a noviembre-diciembre de 2011, contiene 12 artículos.


En este número desde su portada y editorial se hace referencia a la necesidad que tenemos todos de discriminar nuestra entrada de datos, so pena de quedar ahogados y bloqueados en un océano de información que no conseguimos digerir y transformar en conocimientos y menos aún en sabiduría.


Y el criterio discriminador debería ser el de su utilidad. Dice Jodorowski que a él no le interesa nada de la cultura que no sirva para sanar. Y cada vez mas psiquiatras confirman que una cosa que nos “cura”, es el formarse una mitología personal, una creencia que sea coherente de verdad para cada uno, o sea recrearse ese tan buscado “sentido de la vida”, que incluso aunque fuera erróneo, nos sirve de agarradero y guía de vida.


Nosotros desde esta revista facilitamos ramitas y elementos culturales, que los lectores pueden utilizar, (o no), para la construcción por parte de cada uno de su propio nido mental, pues es cada uno el que se lo tiene que construir según su intuición y necesidades personales.


Y así, en este número, en tiempo de protestas populares, se hace una llamada a agarrar el toro de nuestra vida por los cuernos, (“¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿Hacia dónde voy?), y a evitar en lo posible “Las trampas de la mente” que nos engaña vilmente, y además a no caer en uno de nuestros mayores enemigos cuando no tenemos problemas graves: “El aburrimiento”.


Y también se nos explica, (por si aún hay alguien que no se ha enterado), como de nuestros problemas económicos, hay gente que se aprovecha descarada y miserablemente: “A quién beneficia la superpoblación mundial“.


Nos explica que deberíamos tener una visión cósmica de nuestra situación, (“Los cinco mundos culturales”), y que sólo con un enfoque global de los problemas mundiales, podremos salir del lío en el que estamos metidos todos.


Luego hay un bloque dedicado a la comunicación con inteligencias “exteriores”, con referencias a “La física del mundo “imaginal””, “La búsqueda de inteligencia extraterrestre”, al un silencio clamoroso de Dios, sólo interrumpido en muy escasos casos, que es lo que constituye “El silencio de Dios: la noche obscura del alma”, y que sufren la mayoría de los buscadores espirituales.


Hay artículos sobre dos grandes maestros espirituales, “El Pseudo Dionisio el Aeropagita”, del siglo VI, y “Joaquín de Fiore“, del siglo XII. Ambos fueron visionarios.


El pseudo Dionisio, nos enseñó sensatez en cuanto a las palabras a dedicar sobre el desconocido Dios Primero, (sea “eso” lo que sea, que nadie lo sabe a ciencia cierta), y nos trasladó los conocimientos sobre el mundo superior, que a él le mostraron sus informantes (posiblemente mas cercanos). Y Joaquín de Fiore, fué un visionario de los sucesos de los últimos tiempos, que aunque él equivocó su datación, bien pudieran ser los tiempos actuales que nos han tocado vivir. (¿O no, quién lo sabe?).


Por último hay un artículo sobre los muchos “Axis mundi”, (o puntos ancestrales de comunicación tierra-cielo), que históricamente hubo en todas las zonas de la Tierra, habiendo quedado múltiples testimonios de ellos, en gran cantidad de mitos y topónimos geográficos.


Y el artículo final, “Este lío debería tener un significado: La hipótesis-vacuna”, trata de entender todo el batiburrillo en que consiste la fenomenología espiritual, y trata de estimular un humanismo optimista, en el sentido de que si nos integramos un número suficiente de personas, en esa “raza de hombres espirituales”, de la que hablaba Joaquín, y nos esforzamos lo suficiente, conseguiremos salir todos con bien de este compromiso y podrán vivir nuestros nietos y bisnietos en un mundo mucho mas feliz y armónico que el actual.


Isidoro García


Sitio oficial: Quitapesares y Revistaquitapesares@gmail.com


En El Blog Alternativo: Otros números de Quitapesares



miércoles, noviembre 09, 2011

Sonríe

Al despertar esta mañana, sonrío.
Me esperan veinticuatro horas nuevas, flamantes.
Prometo vivir cada instante y mirar a todos los seres con ojos compasivos.
Si realmente sabes vivir,qué mejor manera de comenzar el día que hacerlo con una sonrisa?
Tu sonrisa ratifica que eres consciente y estás resuelto a vivir con júbilo y en paz.
¿Cuántos días no se deslizan perdidos en el olvido?
¿Qué haces tú con tu vida?
Observa profundamente ...y sonríe.
Una sonrisa auténtica procede de un espíritu despierto.
Tu sonrisa te ayudará a abordar la jornada con cordialidad y comprensión.

Thich Nhat Hanh

La vida es un espejo

La vida es un espejo:
"La vida me ha enseñado que la gente es amable, si yo soy amable; que las personas están tristes, si estoy triste; que todos me quieren, si yo les quiero; que todos son malos, si yo les odio; que hay caras sonrientes, si les sonrío; que hay caras amargas, si estoy amargado; que el mundo está feliz, si yo soy feliz; que la gente es enojona, si yo soy enojón; que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí. El que quiera ser amado, que ame".

M. Gandhi

martes, noviembre 01, 2011

Lecciones que me ha enseñado la vida

Escrito por Regina Brett, 90 años, de "The Plain Dealer", Cleveland, Ohio
Para celebrar la llegada a mi edad avanzada escribí unas lecciones que me ha enseñado la vida.
  • La vida no es justa, pero aún así es buena.

  • La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.

  • Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. Mantente en contacto.

  • No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.

  • Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.

  • Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.

  • Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.

  • No compares tu vida con la de otros. No tienes ni idea de cómo es su travesía.

  • Si una relación tiene que ser secreta, mejor no tenerla.

  • Respira profundamente. Eso calma la mente.

  • Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.

  • Lo que no te mata, en realidad te hace más fuerte.

  • Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda sólo depende de ti.

  • Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un "no" por respuesta.

  • Enciende las velas, utiliza las sábanas bonitas, ponte la lencería cara. No la guardes para una ocasión especial. Hoy es especial.

  • Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para serlo.

  • El órgano sexual más importante es el cerebro.

  • Nadie es renponsable de tu felicidad, sólo tú.

  • Enmarca todo supuesto "desastre" con estas palabras: "En cinco años, ¿esto importará?"

  • Perdónales todo a todos.

  • Lo que las otras personas piensen de ti, no te incumbe.

  • El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.

  • Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.

  • No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.

  • No cuestiones la vida. Sólo vívela y aprovéchala al máximo hoy.

  • Llegar a viejo es mejor que la alternativa.....morir joven.

  • Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.

  • Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.

  • Si juntáramos nuestros problemas y viéramos los montones de los demás, querríamos los nuestros.

  • La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.

  • Lo mejor está aún por llegar.

  • No importa cómo te sientas... arréglate y preséntate.

  • Cede.

  • La vida no está envuelta con un lazo pero sigue siendo un regalo.

Life In A Day


Disponible al completo, en gloriosa alta definición y con subtítulos, Life in a Day, producida por Ridley Scott y dirigida por Kevin Macdonald, redujo las 4.500 horas de vídeos enviados por unas 80.000 personas de 192 países a una hora y media de largometraje. Es incluye unos 30 minutos de material grabado por los productores con otras 400 cámaras que se enviaron a países en desarrollo.
El resultado ha pasado ya por algunos festivales de cine relevantes como Sundance y Berlín y desde ayer se puede disfrutar también online al completo.